Loading script and Flickr images

El pueblo sevillano demostró su solidaridad con nuestros hermanos damnificados por el terremoto en la costa ecuatoriana. Alcalde, Concejales, Funcionarios de la Institución Municipal y personas de buena voluntad del cantón Sevilla de Oro estrecharon sus manos de solidaridad; con la finalidad: ayudar a nuestros hermanos.

El pasado viernes, 03 de junio de 2016 funcionarios de la Institución Municipal concretaron la entrega de aproximadamente 400 kits alimenticios – aseo personal, 35 camas, 35 colchones y decenas de botellas de agua en sectores como: parroquia San Pablo y albergues Cayambe en Portoviejo.  La delegación estuvo integrada por Sonia Castro, Juan Chimbo y Segundo Mora, Concejales del cantón; técnicos de la Institución quienes acudieron como delegados de Aurelio Rubio, Alcalde del cantón, quien no pudo acompañar a la entrega por dificultades en su salud.

“Gracias Sevilla de Oro”, fueron las palabras de pobladores damnificados por el terremoto, al recibir este gesto de solidaridad.

Paso a paso…

Más de 9 horas duró el viaje de la delegación del Gobierno Municipal de nuestro cantón Sevilla de Oro hacia sectores de Portoviejo. La jornada inició desde el jueves, 02 de junio. La delegación de Sevilla de Oro, integrada por 9 personas  salió desde el centro cantonal a  las 22:00.

Nuestra ruta fue por el Cajas. A la 1:00 del viernes 03 de junio ya estuvimos por sector de la costa conocido como Tamarindo. A las 2:40 arribamos al Kilómetro 26; en este lugar nos detuvimos a tomar café por un lapso de 15 minutos.

Nuestro viaje continuó rumbo a Portoviejo. Atravesamos por cantones como Pedro Carbo, Nobol, Lomas de Sargentillo. A las 5.30 de la mañana ya estuvimos por tierra manabita. Pero el rumbo seguía en pie. Pasamos por Jipijapa, entrada a Montecristi hasta que cerca de las 7:00 am llegamos a Portoviejo.

Cada uno de nosotros sentimos cansancio por el transcurso del viaje pero la misión solidaria fue más fuerte para recargar los ánimos. Fuimos guiados por el Sr. Henry Zambrano a su casa en el sector San Pablo. Allí nos brindó un desayuno muy delicioso: ceviche de pescado y a nuestra disposición chifles, arroz y jugo.

Luego de tan delicioso desayuno, inmediatamente nos dispusimos a seleccionar a las personas más necesitadas para entregarles cama y colchones. Poco a poco la gente se reunió. Nos organizamos en equipo, inclusive tuvimos resguardo policial para entregar nuestras donaciones. Compartimos con múltiples grupos de personas damnificadas y que han sido reubicadas en parroquias como San Pablo.

Avanzada la mañana nos dirigimos a dos albergues para entregar las donaciones. Hay muchas personas que aún viven bajo carpas y están a la espera de mejores oportunidades. Una de estas situaciones se vivió con mayor profundidad en el albergue Cayambe. Mucha gente se queja que las entregas son hechas en desorden y solo los más “pilas” se benefician.

Aproximadamente a las 12:00 concluimos con la entrega de las donaciones, comenzó nuestro retorno.  Como delegación de Sevilla de Oro tenemos una apreciación plural de esta acción: fue un verdadero encuentro de confraternidad, una experiencia maravillosa, como ciudadanos sevillanos y en representación de Sevilla de Oro hemos cumplido con la misión, aunque las necesidades de nuestros hermanos continúen.

Valió la pena largas horas sin dormir, una jornada maratónica pero con profundo sentido de humanidad. 

Para el traslado de las donaciones se procedió de la siguiente manera: un camión (chofer y copiloto), una volqueta (chofer y copiloto) y camioneta (chofer, 3 concejales, un técnico). Ningún funcionario cobrará viáticos ni subsistencias.

Sevilla de Oro, 07 de junio de 2016.

 

Please publish modules in offcanvas position.